• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Cuidado con las estafas por email

TermómetroenLínea /




Nota publicada: 2018-06-08

Ciudad de México, 8 de junio de 2018.- ¿Alguna vez has recibido algún correo supuestamente de un banco, cuando ni siquiera tienes cuenta con esa institución?


De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros ésta es una de las modalidades para defraudar a los clientes de la banca más común y aunque no lo creas, muchas personas siguen cayendo.


Compartir los datos a través de este medio puede derivar en un fraude o un robo de identidad, y según los datos de la Condusef, una persona tarda en darse cuenta que fue víctima de uno de estos delitos hasta 100 días.


El phishing es una forma de estafa mediante la cual, los delincuentes envían correos electrónicos, haciéndose pasar por diferentes instituciones financieras, para obtener los datos de las personas con la finalidad de cometer fraude con sus cuentas.


Cabe recordar que en el 2017 se registraron 8.7 millones de reclamaciones con impacto monetario a los bancos, lo que representó un incremento de 20% respecto al año previo.


Según la Condusef, este universo de reclamaciones, se puede analizar en dos tipos de problemáticas: la primera, a las derivadas de posible fraude como consumos no reconocidos, fraudes cibernéticos o suplantación de identidad, que están vinculadas a las medidas de prevención y seguridad al realizar operaciones bancarias; y la segunda, a las que se denominan movimientos operativos de la banca, que responden a una responsabilidad más directa de la institución, tales como domiciliaciones mal aplicadas, no entrega de la cantidad solicitada en cajeros automáticos, cobro no reconocido de comisiones o intereses, entre otras. En ambas situaciones el tiempo que tarda el usuario en percatarse es de 27 días naturales en promedio.

 

SEGURIDAD EN LÍNEA
La Condusef recomienda que para evitar que tus finanzas se vean afectadas por este modus operandi, tomes en cuenta lo siguiente:

Nunca ingreses tus contraseñas, sobre todo bancarias, a algún sitio al que se llegó por un correo electrónico.Evita proporcionar tu información financiera, es mejor llamar antes a la institución bancaria ante cualquier duda.Toma en cuenta que ni las entidades financieras, ni Visa o MasterCard y otro operador de tarjetas, solicitan datos personales a sus clientes o verificación de sus cuentas mediante correo electrónico, mensaje de texto o vía telefónica, a menos que el usuario haya sido quien contactó primero a la institución.


Más información en esta sección ..

Opiniones