• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Esperanza de un mejor mañana…

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2018-06-28

Gracias a Dios las campañas terminaron; y con ello los machacones spots de la radio y, esperamos, cesen las “fake news”, ataques, rabietas y desmanes en las redes. Se lograron reducir los tiempos pero se soltaron los demonios.

Y en estos escenarios, resulta más difícil decidir nuestro voto, cuando menos para la elección presidencial, ya que al analizar los contextos sociales y políticos que nos rodean y, peor aún, percatarnos de que ni con todos los candidatos juntos configuramos el perfil de quién debiera tener la altura de miras y sapiencia necesaria para asumir su primera responsabilidad: seleccionar a los mejores hombres y mujeres para acompañarlo en la  conducción de nuestro país y lograr brindar mejores estadíos de vida a una población harta de los altísimos niveles de corrupción que imperan en todos los niveles de gobierno.

Somos una población dispuesta a arriesgarlo todo, a lo mejor en pos de una quimera, harta ya de  transitar por los caminos que siempre conducen a lo mismo, aunque también nos preocupan las nuevas veredas que se aprecian medio sombrías e inciertas.

Pero, independientemente de a quién vaya usted a favorecer con su voto, no olvide ejercer su derecho y obligación de hacerlo. Que si su papeleta es un abanico multicolorido, o monocromático, no se preocupe. Lo importante es que usted se tome el tiempo para decidir lo más conveniente para su comunidad y, ¿por qué no?,  por quién haga latir su corazoncito con buenas vibras y la esperanza de un mejor mañana. 

Sáquele la vuelta al calor y acuda desde temprano este domingo primero de julio a la casilla que le corresponda y que ya sabe usted dónde se localiza normalmente en su colonia o distrito. Si tiene dudas, el IEE e INE han emitido sendos comunicados para publicitar su localización. No hay pierde.

Que no la paralicen los rumores sobre violencia y falta de seguridad en las inmediaciones de los centros de votación, pues el ejército custodia siempre las áreas correspondientes.

Recuerde que el abstencionismo no aporta soluciones para el mejoramiento de nuestras comunidades y solo favorece a quienes le apuestan al valemadrismo del mexicano para acceder y/o perpetuarse en las esferas del poder. En nuestras manos está hacer la diferencia y avanzar en la construcción de mejores comunidades, más participativas y exigentes que, jalando parejo, logremos incidir en la construcción de un mejor país. 

Es un proceso lento, pero hay que tener la esperanza de que algún día pueda lograrse el sueño de ese México que nos pintaban los libros de texto: el cuerno de la abundancia, generoso y feliz.

Acuérdese también que elegirá usted a la plana mayor del estado en materia legislativa, senadores, diputados federales y locales. Hombres y mujeres que, en cierta forma, sentimos más nuestros. Son los que se encargarán de limpiar el patio o ensuciarlo más; y que tal vez se atrevan, a  través de las leyes y/o decretos que haya que impulsar, a revertir decisiones de antaño sobre todo en temas tan sentidos por la población, como es el cobro de impuestos, tarifas de agua, luz, prediales y similares, etc 

Lo bueno es que los azules, los morenos, los naranjas y los tricolores –los que pueden teñir realmente el estado- traen ofrecimientos muy parecidos en este sentido, la diferencia estriba en las estrategias para lograrlo y aquí hay que tener cuidado: no sea que salga más caro el caldo que las albóndigas.



Más información en esta sección ..

Opiniones