• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Los costos de la salud

Dr. César Alvarez Pacheco / cesar_ap@hotmail.com




Nota publicada: 2018-07-30

México atraviesa por una crisis del sector salud, tanto público como privado; en el sector público el exceso de derechohabientes, la falta de infraestructura y personal, hace de esta alternativa un problema que puede ser inconmensurable, en el cual si bien algunos pacientes tienen la fortuna de ser atendidos en su momento, otros no, lo cual crea una asimetría epidemiológicamente riesgosa. En el mismo sentido, es imposible negar que cuando el delicado equilibrio entre la salud y la enfermedad se pierde, el esfuerzo por recobrarlo implica un diagnóstico, que si es errado puede tener consecuencias; por ello, es importante contemplar en este binomio salud-enfermedad una terapéutica adecuada, partiendo de una perspectiva farmacoterapéutica que sea acorde e individualizada al nivel socioeconómico, pues la comercialización de la salud que existe en la actualidad no permite brindar una atención de calidad a la población.

Pese a la crisis financiera que atraviesa el país, muchas personas optan por la atención privada, desafortunadamente la gran limitante en este sentido es el costo que implica para la población en general. Analizando el precio de la atención médica en México, se observa que el costo unitario para una consulta de atención familiar es de alrededor de 631 pesos, en tanto que la consulta por otro especialista puede llegar hasta los 1000 pesos, todo esto sin mencionar el costo del tratamiento farmacológico que puede variar dependiendo del cuadro clínico. Para contextualizar la problemática, se puede mencionar a manera de ejemplo a un paciente con una patología diversa, en la que la piedra angular de la terapia es un antibiótico, y requiere de una duración y mantenimiento del tratamiento que oscila entre 5 y 10 días y cuyo costo puede variar de entre 400 a 1 000 pesos, sin considerar que en algunas ocasiones se requiere de otro fármaco antiinflamatorio o coadyuvante para la recuperación, lo cual aumenta el costo significativamente. Si en el ejemplo anterior se calcula la inversión más alta, con la consulta de un especialista y el tratamiento con un antibiótico de la gama alta en precio, entonces se tiene que la atención particular por una sola patología bacteriana podría llegar hasta los 2 000 pesos, sin tomar en cuenta que podrían ser necesarios estudios de laboratorio y de gabinete para la confirmación del diagnóstico y que además varios miembros de la familia pudieran estar cursando el mismo proceso mórbido. Por otra parte, desde un enfoque económico-social, el panorama es igualmente preocupante, puesto que de los 119 millones de mexicanos que habitan en México, solo 50.7 millones son económicamente activos, esto es menos de la mitad de la población del país y de estos 67% gana menos de cinco mil pesos al mes, solo 6% de los mexicanos gana más de cinco salarios mínimos. Cabe preguntarse entonces ¿quién realmente puede tener acceso a la salud en nuestro país?

Ante esta cuestión es importante determinar qué se puede hacer al respecto, debido a la existencia de variables que se podrían considerar y aplicar, las cuales estarían enfocadas al médico que realiza su labor en el ámbito privado, pero que también deben ser extensivas al personal de salud del sector público. De manera inicial, cualquier facultativo que haga el ejercicio de prescribir debería tener en mente y comprender que desde el momento que un paciente acude a consulta por una patología, hasta el momento en el cual inicia el tratamiento médico prescrito, existe una amplia gama de posibilidades, mismas que tienen como desenlace la recuperación de la salud en el mejor de los casos, en otros es la cronicidad con gastos permanentes y sostenidos, pero también puede existir el riesgo de muerte, de tal manera, se debe tener un vínculo médico-paciente efectivo, con una comunicación bidireccional que aborde todos los aspectos de la terapia farmacológica indicada. Es de suma importancia considerar y reforzar el conocimiento de los médicos en el área de la fármaco economía o evaluación económica de los medicamentos, teniendo como base su uso racional

 

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora.

 

 

 



Más información en esta sección ..

Opiniones