• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 29 No. 11    

Entre la atención y el tiempo

Dr. César Alvarez Pacheco / cesar_ap@hotmail.com




Nota publicada: 2024-07-07

Entre la atención y el tiempo

 

La atención médica en nuestro país se da en los diferentes subsistemas con los que contamos; no hemos alcanzado aún la universalidad de servicios que tanto nos han prometido. Acudir a un hospital cercano para recibir atención, acudir a recibir atención a un hospital más completo por falta de insumos en el que me toca o simplemente atender una urgencia incluso en hospitales privados ¿Se puede? La respuesta es sí.

 

En el ámbito médico, se entiende por urgencia a todo problema agudo médico o quirúrgico que ponga en peligro la vida o una función vital y que requiera de atención inmediata (Art.172 del Reglamento de la Ley General en Materia de Prestación de Servicios Médicos,). Este concepto suele asociarse a situaciones que ponen en peligro la salud de una persona, que al ser inminentes, agudas o incapacitantes, requieren una atención médica inmediata, y es entonces cuando podemos decir que hablamos específicamente de una urgencia médica, ante lo cual el equipo médico debe responder con celeridad. Las urgencias se dan por distintas razones, tales como un accidente, una enfermedad crónica que entra en proceso de actividad severa, o la aparición de un cuadro grave. En cualquier caso, el personal médico capacitado evaluará en forma completa y oportuna, a fin de desarrollar prioridades de tratamiento para el manejo del paciente, de tal manera que no se omita ningún paso en este proceso. Incluso en la operatividad de servicios de emergencias como Cruz Roja, tienen la indicación de acudir al hospital más cercano, en caso de que este en riesgo la vida de un paciente. En México las urgencias médicas son una de las principales causas de visita a los hospitales, con aproximadamente 19,7 millones de personas que acuden anualmente. Se trata de lugares complicados por la dinámica, el trabajo rápido y la cantidad de pacientes que acude todos los días. En contraparte, se ha documentado que la saturación de los Servicios de Urgencias puede provocar incluso la pérdida de vidas. Un estudio publicado en 2022 por Emergency Medicine Journal establece que los pacientes que esperaron en urgencias más de 6 a 8 horas desde su llegada tienen 8% más riesgo de morir. Es decir, se produce una muerte adicional por cada 82 pacientes que retrasan su atención. En México ha sido todo un tema porque por muchos años se ha buscado homologar la atención en los hospitales, pero sobre todo dar prioridad a las urgencias reales y que sin importar la situación laboral se pueda tener una atención pronta en un área de urgencias, para ello también habría que delimitar de una manera adecuada cuáles son las urgencias reales. Actualmente esto no es la regla, existen casos esporádicos, como las emergencias obstétricas, con pacientes embarazadas donde se busca que la atención se otorgue en cualquier circunstancia, pero tenemos muchas otras enfermedades que matan a los mexicanos anualmente, como el infarto y en este tema la atención sigue siendo complicada, sin protocolos de emergencia extendidos en toda la República. La dinámica de los sistemas de salud es complicada; sabemos que en México desde la pandemia y algunos años atrás ya presentábamos problemas; se dejó al descubierto que a veces incluso los espacios no están adaptados para recibir gran cantidad de pacientes. La cuestión de la infraestructura  es todo un tema, si ya las ciudades tienen carencias, tenemos zonas rurales y de difícil acceso donde la infraestructura hospitalaria no es para nada suficiente. Para que la dinámica con los pacientes sea más rápida, este espacio tendría que funcionar como un aeropuerto, es decir, saber quién va a entrar, quién va a salir y medir los tiempos, lo que sin duda mejoraría mucho.

 

En los últimos años se ha dado un incremento muy importante de las enfermedades crónicas. Hoy podemos decir que más de 70% de las atenciones es ocasionado por estas. En México las principales causas de mortalidad son enfermedades del corazón, diabetes, tumores malignos, COVID-19, enfermedades del hígado, enfermedades cerebrovasculares, agresiones, accidentes, influenza y neumonía, así como enfermedades obstructivas crónicas. Aunado a ello, algunos análisis, como el del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), establecen que el tiempo de espera promedio en una sala de urgencias en el país es de 4, 6 y hasta 8 horas. Se debe agregar el tiempo que tarda en llegar la ambulancia por el paciente y su posterior traslado al hospital. Para cubrir este recorrido se estiman tiempos de 40 minutos hasta más de una hora, como ocurre en zonas urbanas con alta densidad poblacional, como es el caso de la Ciudad de México y el área metropolitana.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora

 

 



Más información en esta sección ..

Opiniones